¡Zapatos llenos de purpurina!